Cómo integrar con Hubspot
may 18, 2021 Nerea Blanco

¿Cuántas veces has deseado combinar información entre distintas herramientas que utilizas o entre tu plataforma y diversas herramientas?

Esta necesidad es cada vez más común, para lograrlo es necesario extraer información de una plataforma para, después, introducirla en otra. ¿Buscas integrar, migrar o conectar datos? Descubre qué es lo que necesitas.

Antes de nada debemos comprender la diferencia entre una integración y una conexión.

¿Qué es una conexión?

Una conexión se lleva a cabo cuando dos softwares solamente necesitan intercambiar datos. 

¿Qué es una Integración? 

Una integración se lleva a cabo cuando necesitas agregar algún proceso a un intercambio de datos, a una conexión, por ejemplo, procesar algún dato o un proceso de  automatización. Se añade un proceso a HubSpot o a la conexión.

Tipos de conexiones en HubSpot

Existen 4 tipos de conexiones:

1. Conector nativo 

Una conexión es la lectura de datos entre 2 sistemas y puede ser de tres tipos: Conector nativo, conector 3º party y conector a medida.

Como prioridad, lo primero que debemos ver es el conector nativo, pero ¿Qué es un conector nativo? Un conector nativo es un conector que ha desarrollado o bien HubSpot o bien el software al que nos vamos a integrar.

Puede encontrarse en el marketplace de HubSpot o puede estar incluido como una opción en la propia web del software al que nos vamos a conectar.

2. Conector 3º Party

Podemos hacer uso de conectores como Zapier, integromat… 

3. Conector a medida

En este caso no existe una conexión de terceros que conecte esa aplicación ni un conector nativo. En este caso el conector debe crearse. Para ello, desarrollamos un sistema de integración (middleware), que se conecta con ambos softwares y realiza la transformación de datos. Este software debe ser alojado en un servidor, y debe poder conectarse vía API o webservices con ambos softwares,.

Nosotros, desde datasocial, podemos ayudarte a hacerlo. 

4. Operation Hub

Este servicio de HubSpot combina un conjunto de herramientas completas de los equipos de operaciones en una plataforma CRM, une todos los datos en una plataforma conectada. En este artículo te explicamos más profundamente de qué se trata.

La sincronización de datos de HubSpot contiene todo el potencial de un conector personalizado.

integraciones

Conexión vía API o webservices

¿Qué es una API?

Una API es una interfaz máquina a máquina, al acceder a un software accedemos mediante la interfaz de usuario, la API es un tipo de interfaz que tiene acceso a los datos de la aplicación.

Gracias a la API podrás conectarte a los datos que la aplicación quiere que te conectes. No todas las aplicaciones tienen API ni todos los datos de la interfaz son accesibles.

Es por ello que un especialista en integraciones debe valorar la viabilidad de la conexión entre ambos sistemas.

Conexión vía web service

En caso de no contar con una interfaz API existe la opción de lo que se denomina web service. Un Web Service es una API hecha exclusivamente para establecer comunicación a través de la web. 

Errores comunes a la hora de conectar HubSpot

A la hora de realizar una integración con una API, nos limitamos a realizar la conexión, ver que los datos se han introducido correctamente y no se comprueba nada más.

Sin embargo, muchas veces se producen ciertos errores que hacen que la conexión no sea óptima.

No controlar el límite de peticiones asignados a usuarios, tiempo y cuenta:

Usuarios: Se establece un límite de peticiones por usuario, y una vez superado este límite, la API nos devolverá un error.

Tiempo: Contamos con un máximo de peticiones por tiempo. Algo común es establecer un límite de peticiones por segundo y tener un límite diario de peticiones.

Cuenta: En este caso se establece un límite por plataforma o cuenta. Así, aunque tengas varios usuarios para acceder a la API, entre ellos compartirán los límites establecidos por ésta.

No hacer una gestión de errores adecuada

Desde el principio se debe hacer un control de errores a la hora de conectarnos a una API. Así, podremos reaccionar de forma rápida en cuanto veamos que una conexión está devolviendo un tipo de error concreto.

Para realizar la gestión de errores existen diversos métodos, y según la tipología del error se aplican unos u otros.

Error leve, con registrarlo en los logs internos tal vez sea suficiente, de esa forma cuando hagamos una revisión de posibles problemas lo veamos y decidamos si tenemos que realizar alguna acción. 

Error grave, la rapidez es necesaria, ya que al bloquear la conexión con la API hará que deje de funcionar. En estos errores tendremos que ser notificados al momento de que ocurra el problema. 

A la hora de realizar una integración con otra tecnología, debemos ser cuidadosos a la hora de guardar las claves utilizadas para autenticarnos en la propia plataforma.

Si las almacenamos de tal manera que sean accesibles, es posible que contemos con un agujero de seguridad.

Esto es cada vez más común, se debe tener muy en cuenta de qué arquitectura disponemos, para así, adaptarnos lo mejor posible.

Existen diversas conexiones con APIs dependiendo de la necesidad, se debe utilizar siempre la más adecuada para mantener seguros nuestros datos.

Este error es uno de los más sensibles teniendo en cuenta que puede poner a disposición de un atacante información delicada.

¿Tienes dudas sobre si deberías integrar o de cómo hacerlo? Nosotros te ayudamos.

integraciones

Publicado por Nerea Blanco mayo 18, 2021